“Un concierto es como una película que la banda le está contando al público con su mensaje”

Ha estado en todas las bandas. Forma parte esencial de la llamada (correcta o incorrectamente) escena musical murciana. Su nombre es Raúl de Lara (1980, Murcia) y es conocido por ser uno de los productores más influyentes de la música en la vega del Segura. No hace mucho anunciaba entusiasmado que volvía a trabajar con Varry Brava en la producción de su siguiente disco, dirigiendo los mandos de AMA Estudios, su buque insignia. A veces es interesante indagar un poco en las personas que forman el mundo de la música en nuestra región, porque no es raro encontrar verdaderas personalidades influyentes (de un modo u otro) en la escena nacional. Raúl ha colaborado y trabajado con bandas a todos los niveles, de todos los estilo y poniendo el alma en cada producción, grabación o concierto. Siempre hasta arriba de trabajo, pero contento, accede a contestarnos algunas preguntas por correo electrónico. Ya habrá tiempo de vernos en La Yesería.

¿Cuál​ ​fue​ ​exactamente​ ​la​ ​primera​ ​canción​ ​que​ ​terminaste​ ​de​ ​producir​ ​y​ ​quedaste
completamente​ ​satisfecho?
Es una pregunta difícil, porque para las personas que siempre queremos estar en constante evolución, la obra nunca termina de estar perfecta. Es como si la mejor obra siempre estuviera por llegar y con las cosas nuevas que has aprendido va a ser así, pero por diferentes motivos no termina de llegar. Puedo decir que el álbum “Invisible” de Second (2005), que fue el primer álbum que tras años de trabajo y experimentación en el estudio con distintas bandas se puede decir que produje, tiene una joyita que no es muy conocida con la que quedé satisfecho “Useless junk”. Después vinieron más canciones o incluso discos como “Locked in a human body” de Noise Box o “Demasié” de Varry Brava, pero como comentaba antes, todo eso ya pertenece a un pasado muy lejano y a día de hoy sigo tratando de mejorar.

¿En​ ​qué​ ​consiste​ ​el​ ​trabajo​ ​de​ ​producción?¿Cómo​ ​comenzó​ ​todo?
El trabajo de producción consiste, a grandes rasgos, en convertirme en un componente más de la banda durante el proceso de creación, composición y grabación de una serie de canciones que luego conforman un EP o un disco. De esta forma, trato de ayudar a las bandas a salir de bloqueos creativos que surgen cuando ya has escuchado muchas veces tu propia canción y de hacer que sus canciones brillen hacia el lado que bajo mi punto de vista de productor deben hacerlo.
Producir junto a una banda es una cuestión de feeling entre las bandas y yo y funciona bien cuando hay un trato de confianza entre todos. Por ejemplo, es muy bonito cuando llega una canción al estudio que no tiene una estructura clara o le faltan partes para que tenga una coherencia total, o cuando se proponen cambios a la banda de equis forma y la banda ve algo de luz en ese cambio pero además ellos/as suman otra nueva idea a partir de la idea inicial,se forman unas sumas de ideas que finalmente convierten en grandes a las canciones.

A diferencia de otros productores/as que trabajan con ingenieros/as de sonido o con asistentes que hacen labores de edición o grabación sin presencia del productor,mi forma de producción es grosso modo un “yo me lo guiso yo me lo como”, hasta ahora me ha sido imposible delegar labores en alguien, con lo que participo en todos los procesos técnicos también (grabación, edición, mezcla, montajes) porque pienso que el sonido y la forma de llegar a él, inclusive dentro de lo que pueden ser ediciones de audio, forman un todo en la producción y van de la mano tanto en lo creativo y artístico como en las labores de ingeniería de sonido.
Mi relación con la producción por hacer un resumen rápido,empezó de forma accidental. Abrí mi primer estudio de grabación con 19 años, donde me dedicaba a grabar a todas las bandas que podía y como yo también era músico, me era inevitable aconsejar sobre qué arreglos meter o como hacerlos. Había muy poca información por aquellos tiempos y en Murcia lo de que alguien te produjera un disco era una idea como muy de grandes discos y Madrid, cosas como de la gran industria, con lo que ni de lejos me imaginaba que lo que yo estaba haciendo en realidad no solo era grabar si no que también estaba produciendo sin saberlo a las bandas que pasaban por el estudio, aunque un nivel muy inferior a como lo empecé a hacer tiempo después, con la organización de plannings y la forma de trabajar que la experiencia me ha dado. Fue en 2004 cuando conocí a Second. Ganaron el global battle of the bands y Estrella de Levante les patrocinaba la canción “Invisible”. La cosa es que contaron conmigo para grabar la canción en estudios Michel junto a Eugenio García, donde yo iba de ingeniero de Protools y Eugenio era el ingeniero de sonido, que además había sido para mi un gran referente y maestro del sonido. Cuando estábamos grabando la canción , como era normal cuando grababa, yo proponía cambios. Al final de la sesión Sean Frutos me dijo que lo que estaba haciendo era producir y lo cierto es que tuvimos muy buena química, con lo que al poco tiempo me llamaron para decirme que querían que produjera su siguiente disco “Invisible”. Desde entonces comprendí que lo que había estado haciendo esos 4 años había sido producción y desde entonces hasta ahora me he dedicado a pulir el método de trabajo y a perfeccionar cada uno de sus aspectos, que son muchísimos.

¿Qué​ ​es​ ​la​ ​producción​ ​de​ ​directo?¿Cómo​ ​surge​ ​esta​ ​idea?
La producción de directo es muy parecida a la producción de estudio pero enfocada a los conciertos.
Es una forma de “decorar” cada cosa que pasa en el concierto para que el público no pierda la atención, pasando de ser un directo donde se tocan canciones una detrás de otra, a una experiencia entre la banda y el público.
La idea surge tras los años de festivales y giras nacionales con Second. Fueron tiempos en los que la escena Indie en España estaba en crecimiento y aún se compartía cartel con muchas bandas internacionales que venían a los festivales. Mi percepción personal es que en la mayoría de shows españoles había momentos en los conciertos donde los diálogos no eran adecuados, o había silencios entre canción y canción, o elecciones de repertorio que me hacían perder la atención en los conciertos y además distaban mucho de cómo traían los espectáculos hilados los grupos extranjeros. Empecé a macerar la idea de qué pasaría si se introdujera en la escena indie española un elemento como la producción de directo, una forma de hacer que los conciertos estén todo el rato en un momento álgido, que no te haga perder la atención y que además rompa todas las barreras con el público y sea una comunión perfecta entre la banda y los/as fans y también poder conseguir nuevo público.

¿Qué​ ​resultados​ ​ha​ ​dado​ ​en​ ​la​ ​práctica?¿Tiene​ ​alguna​ ​similitud​ ​con​ ​la​ ​producción
teatral​ ​(movimientos​ ​de​ ​escenario,​ ​efectos…)?
Los resultados con las bandas que he producido en directo hasta ahora se han traducido desde un éxito total (Izal-premio gira del año Copacabana 2016) hasta un crecimiento notable en el número de actuaciones y seguidores (Varry Brava,Full, Nunatak).
Tiene similitudes con la producción teatral en cuanto a que es un guión completo del espectáculo donde se crea el inicio del concierto, donde hay que dialogar o de qué forma, cómo tocar las canciones y cómo versionarlas, para adaptarlas mejor al directo o para que el público pueda participar, así como moverse en el escenario para conseguir diferentes efectos en el público y en el espectáculo. Hay que pensar que un concierto es como una película que la banda le está contando al público con su mensaje. Es mucho más difícil llegar a transmitir si no hay un guión.

¿Qué​ ​tal​ ​el​ ​trato​ ​con​ ​los​ ​chicos​ ​de​ ​IZAL? Un​ ​pequeño​ ​balance​ ​de​ ​la​ ​Gira​ ​Copacabana.
Izal es una banda que conocí hace años, cuando barajaron producir conmigo su primer disco “Magia y efectos especiales” que al final por circunstancias no pudimos hacer juntos. Entraron en la agencia Hook, donde estaba y está actualmente Second y venían con frecuencia a tocar como teloneros, donde me descubrieron como técnico de sonido en directo.
Siempre han sido muy trabajadores y finalmente el éxito les llegó de una forma muy brutal y al final de la gira Agujeros de gusano me llamaron para que yo sonorizara los conciertos de los festivales de verano de 2015. Ahí fue donde se fraguó la idea de la producción en directo, para su siguiente e inminente gira Copacabana. La gira Copacabana les ha ido como cualquier músico soñaría que fuera una gira, un éxito total y rotundo.

Mi sensación es que Izal nunca deja de subir y es algo que me alegra mucho porque todavía recuerdo aquellas noches en aquellas primeras giras donde se esforzaban tanto como ahora pero aún no conectaban.

Izal en el Circo Price (Madrid). Foto: Eva Rodríguez

¿El​ ​mejor​ ​concierto​ ​al​ ​que​ ​has​ ​ido?​ ​(A​ ​trabajar​ ​o​ ​por​ ​placer)
Nacional: El último de la fila (gira Astrónomía Razonable, 1993)
Internacional: Depeche Mode (gira Touring The Angel, 2006)

¿Tu​ ​disco​ ​favorito?(De​ ​los​ ​que​ ​has​ ​producido)
Es otra pregunta difícil, porque hay varios, ya que suelo producir a bandas que me transmiten en sus diferentes estilos.

¿Cubase​ ​o​ ​Pro​ ​Tools?
Protools

¿Un​ ​bar​ ​de​ ​referencia​ ​en​ ​Murcia?
Por supuesto y sin lugar a dudas La Yesería.
Es un bar donde se aplica el concepto Dj como era en su origen, es decir, alguien muy romántico de la música pincha canciones que le flipan y las muestra al público.
No hay manipulación sobre si el o la Dj tiene que poner equis canciones para contentar a todo el mundo. Siempre es musicón, según quien pinche te gustará más o menos, pero siempre te llevas algo nuevo “shazameado” a casa. Además, es un sitio de encuentro de muchos de los músicos/as murcianos y muchos tratos se cierran allí.

¿Unas​ ​palabras​ ​de​ ​recomendación​ ​a​ ​las​ ​bandas​ ​emergentes?
Usaría las mismas que he usado para mi. Vivir de la música es un camino largo y conlleva muchísimo esfuerzo y dedicación, así que mi recomendación siempre será tomar la música como un disfrute personal, ir al local de ensayo y flipar componiendo canciones, pues el éxito llega con el esfuerzo. Se habla mucho de qué gustará a la gente o qué no gustará cuando las bandas están componiendo y muchas veces se intenta tener un control de si esta canción gustará o qué le gustará a la gente de esta edad o de la otra.
Para mí, lo más importante es que una banda esté convencida al 100% de lo que está haciendo, lejos de lo que el público pueda pensar o no, porque si a ellos les flipa, seguro que a alguien mas le va a flipar.
Lo que es muy extraño es estar componiendo cosas para un público que no sabes quién es y especulando sobre si gustará o no y, a veces, con todos esos miedos, muchos grupos se quedan a medio camino entre lo que quieren expresar y lo que piensan que deben expresar.
Eso también ha dado lugar a una cantidad de grupos similares que imitan una fórmula que ha funcionado cuando en realidad, toda la vida, los y las artistas han querido diferenciarse de otros y querer hacer cosas distintas en cada disco. Las discografías de los grandes grupos de dónde viene la música que produzco (David Bowie, Pink Floyd, Queen, The Beatles) y un largo etc… tienen desde discos muy brillantes hasta auténticos desastres para después volver a hacer discos brillantes, pero eso es el riesgo del artista, transgredir, tener un nuevo mensaje cada vez e ir madurando y creciendo con normalidad, no atado a una marca, a una fórmula y más aún pensando que en realidad el público, el o la oyente, es el primero que se huele cuando unos grupos suenan a otros grupos descaradamente.

¿Le​ ​ves​ ​algún​ ​fallo​ ​a​ ​el​ ​estado​ ​actual​ ​de​ ​la​ ​música​ ​murciana?​ ​ Grupos,​ ​salas,​ ​venta​ ​de
discos,​ ​giras,​ ​público…
La música actual murciana está pasando por una salud fantástica y es que después de muchos años parece que hay una consolidación y un nivel bastante común. Esto se ha ido haciendo muy poco a poco. Tenemos que pensar que cuando en Madrid, Barcelona, Galicia o País Vasco ya había una escena consolidada, aquí en Murcia empezaban a caminar las primeras bandas y que realmente en muy poco tiempo, la región se ha puesto a una altura bastante considerable.
Hay crítica especializada (Jam Albarracín, Diego Garnés, Angel Sopena…),muchísimos locales de ensayo (Underground, Delta…),tiendas de instrumentos de mucho nivel(Musical Igualada, Factoría sonora, Alternativas musicales…),agencias de booking y management (Son Buenos, Gran Azul), promotores de conciertos (Silbato Producciones, Ibolele…),salas de conciertos con programación casi todo el año (Rem, Musik…) estudios de grabación (MIA Estudios, Loopers, La sala de máquinas, AMA Estudios…) concursos que apoyan la música (Creajoven, el concurso de la sala revolver…) Djs que apoyan la música Murciana o que salen fuera de Murcia a pinchar con frecuencia (Ferindj, Javi Larrosa, We are England, Me and the reptiles…) y como no,público que asiste a los conciertos, con lo que es difícil sacar fallos. Siempre se podrán hacer mejor unas cosas u otras pero ojalá esto siga creciendo así por mucho tiempo.

¿Qué​ ​sería​ ​para​ ​ti​ ​un​ ​sueño​ ​cumplido?
Aportar todo lo que pueda para que la escena regional y nacional siga creciendo.

Ángel Pacheco

Técnico Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos y estudiante de Comunicación Audiovisual. Redactor para La Culturería desde 2016.